CARRETILLA ELEVADORA CONTRAPESADA

La semana pasada mientras hablábamos con un cliente, tuvimos una pequeña revelación. Algo en la que no habíamos caído en los 30 años que llevamos vendiendo carretillas elevadoras en Valencia. La situación fue tal que así: El cliente nos comentaba que veía varias carretillas elevadoras en nuestra web, pero que ninguna era contrapesada. Y aquí vino nuestra pequeña epifanía, mucha gente incluso clientes habituales, no saben que una carretilla elevadora y una carretilla elevadora contrapesada son exactamente lo mismo. Es por ello, que decidimos hacer este pequeño artículo explicando que ambas máquinas son exactamente la misma y aprovechar para explicar cómo funcionan los contrapesos que dan nombre a estas máquinas.

Empezaremos recalcando que la carretilla elevadora contrapesada no deja de ser el nombre técnico con el que se conoce al: torito, fenwick, montacargas, carretilla elevadora….etc. Son los típicos modelos que tienen un par de horquillas en la parte frontal y un gran contrapeso, normalmente de hierro forjado en su parte de atrás. Por tanto, reciben su nombre, del gran contrapeso de hierro que incorporan y les permite mantenerse estables. Responden estos modelos, al tipo de carretillas en voladizo, lo que significa que llevan la carga por delante de su punto de apoyo. Y como veíamos en nuestro artículo sobre los diferentes tipos de máquinas son las reinas de los almacenes.

carretilla elevadora contrapesada

Para entender el funcionamiento de la carretilla elevadora contrapesada nos tenemos que remontar a Arquímedes y a aquella famosa frase que todos aprendimos en el colegio: “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”. Por tanto, estas máquinas no dejarían de ser fascinantes palancas modernas en las que el contrapeso contrarresta la fuerza que ejerce el peso durante la carga y descarga. Evitando así que la máquina vuelque.

Si nos ponemos un poco más técnicos habría que distinguir dos partes principales en estos modelos. Por un lado el peso potente y por otro lado, el peso resistente. Dentro del primero, estaría todo aquello que ejerce una resistencia convirtiéndolo en el punto de apoyo de la palanca. Por tanto, estaríamos incluyendo prácticamente toda la máquina, ya que no es solo el contrapeso quien ejerce esa fuerza, sino también el chasis, la dirección, los motores…etc. En la imagen que ponemos a continuación se ve entiende perfectamente esta distinción.

carretilla elevadora contrapesada

En el segundo peso, el denominado resistente, vamos a incluir todo aquello que este por delante de lo que hemos definido como punto de apoyo. Por tanto, solo tendríamos el mástil, las horquillas y la carga. Una vez que tengamos claro estos dos elementos, sus diferencias y donde se sitúa cada uno, ya podremos calcular la capacidad de carga real de la máquina y con qué objetos puede llegar a trabajar. Si tenéis dudas sobre los mástiles, los diferentes tipos que existen y para que sirve cada uno. Os recomendamos este artículo.

No queremos entrar en profundidad en cómo se calcula la capacidad nominal, solo saber que todo se basa en el principio de la palanca, pivote o fulcro. Esto se refiere a una plataforma que tiene dos pesos colocados, cada uno de ellos en uno de sus extremos y que están equilibrados sobre un punto. Esto es muy facill de visualizar si nos acordamos de como hemos jugado con los balancines de pequeños. Pues bien, una carretilla elevadora contrapesada sigue un principio similar: se coloca una carga en la parte frontal de las horquillas y se equilibra con el peso del contrapeso de la parte trasera. Por tanto, el eje/pivote de que equilibra la carga se encuentra en un punto de fulcro en el eje delantero. Con la siguiente imagen los entendereís perfectamente.

Con esto ya sabríamos de dónde saca su nombre la carretilla elevadora contrapesada. En cuanto a los modelos que se pueden encontrar en el mercado, vamos a encontrarnos con tantos como marcas de carretillas. Sin embargo, casi todos los fabricantes optan por dividir estas máquinas en función del tipo de motor y de las ruedas. Por tanto, nos vamos a encontrar con carretillas eléctricas, a gas o diesel y con 3 o 4 ruedas. Además,  como vimos en nuestro artículo pueden presentar diferencias en los tipos de mástil que incorporan, que se construyen en función de la altura de elevación y que pueden ser: dobles, dobles con elevación libre total, triples..etc. Sin embargo, lo que tenéis que tener claro y es de lo que trata este artículo, es que todas las anteriores no dejan de ser diferentes denominaciones para un mismo producto.

Opt In Image
¿Quieres estar al día de todo lo que pasa?
Apúntate a Gueyma