Ayudas a empresas: Nueva Subvención generalitat

Aprobadas las ayudas a empresas mediante la subvención de compra de maquinaria para las pymes de la Comunidad Valenciana

Tenemos el placer de informaros que desde la Generalitat, acaban de publicar la convocatoria de ayudas a empresas la reindustrialización de la pyme valenciana, para apoyar inversiones en activos fijos: instalaciones, aparatos  y equipos de producción e ingeniería de proyecto de producción. Las subvenciones pueden llegar hasta el 35% a fondo perdido.

Dentro de estas subvenciones, entrarían las ayudas a empresas para la compra de carretillas elevadoras nuevas o de segunda mano, tal y como indica en su punto número 7:

“En general, la maquinaria y equipos relacionados con el almacenaje, embalaje,preparación y la logística de las materias primas, productos intermedios o productos acabados”

Podéis consultar toda la información sobre las ayudas a empresas o la tramitación y petición de la subvención en la página de la Generalitat Valenciana y hay de plazo hasta el 11 de Marzo de 2021: https://www.gva.es/downloads/publicados/IN/23531_ES.pdf

Ayudas-a-empresas-generalitat-valenciana
En la página de la generalitat se pueden consultar las condiciones de las ayudas a las empresas.

Por tanto, si estabais pensando en adquirir o cambiar de carretilla elevadora, no dejéis pasar  esta excelente oportunidad, más interesante que nunca si cabe, en estos tiempos tan inciertos. En este sentido, aprovechamos para dejaros una guía que hemos redactado pensando en las pymes que quieren adquirir maquinaria logística pero no saben por dónde empezar o que carretilla les podría encajar mejor.

Ayudas-a-empresas-generalitat-valenciana
La guía cuenta con una estupenda infografía sobre carretillas elevadoras



Si quereis más información sobre la subvención, os recomendamos hablar con vuestra asesoría, gestor personal o tratar directamente con la Generalitat, ya que desde Gueyma NO OS PODEMOS OFRECER MÁS INFORMACIÓN NI REALIZAMOS NINGÚN TIPO DE TRAMITE O SOLICITUD DE LAS AYUDAS A EMPRESAS.

Sin embargo, lo que si que hacemos, es asesoraros sobre que carretilla se adapta mejor a vuestras necesidades o informaros encantados sobre las opciones de compra, para ellos os podéis poner en contacto con nosotros en el teléfono 963973973 o info@gueyma.com o consultar que carretillas elevadoras tenemos disponibles en nuestro mercado de ocasión pulsando AQUÍ.

Mercado ocasión carretillas elevadoras
Consulta las carretillas elevadoras que tenemos en oferta.https://www.gueyma.com/ocasion

carretilla elevadora para pyme: La guía

España ha sido y es un país en el que las Pymes (pequeñas y medianas empresas) constituyen más del 90% del tejido empresarial. La comunidad Valenciana no es una excepción, y según el INE, el porcentaje es aún mayor, rozando el 99%. Por ello, es normal que de todas las preguntas que recibimos en Gueyma, la principal sea esta: ¿ Cúal es mejor carretilla elevadora para pyme? Es por ello, que nos hemos decidido a realizar esta pequeña guía.

Distribución de las Pymes en España

Lo primero que debemos de tener en cuenta, es que la información que vamos a ir aportando en este artículo está pensada de forma general para todas las empresas. Por tanto, debe ser entendida de forma meramente orientativa. Lo ideal, y lo que nosotros siempre recomendamos y hacemos, es que un experto se acerque por las instalaciones del cliente, para valorar de esta manera pequeños detalles (instalaciones eléctricas, desniveles, obstáculos, ritmos de trabajo, etc…) que conseguirán que la elección de la carretilla elevadora para pyme sea la adecuada y perfecta para cada cliente.

Una vez aclarado esto, vamos a ver cuáles son las dos características principales que a nuestro entender, suele tener una Pyme. Es importante tener esto claro,  ya que estas particularidades son las que van a condicionar la elección de un tipo de máquina respecto a otro. La primera de ellas, es que suelen tener un almacén de reducidas dimensiones: Estas instalaciones suelen venir definidas por unas esquinas estrechas, pasillos angostos y un escaso espacio de maniobra. En resumen, habrá que aprovechar al máximo el escaso espacio del que disponemos.

Carretilla-elevadora-para-pyme
Una carretilla elevadora trabajando en un almacen pequeño de una pyme

La otra característica, son las jornadas laborables en las que el trabajo de almacen no supera las 8 horas seguidas y en la mayoría de casos este tiempo efectivo de trabajo es mucho menor. Es decir, no es necesario realizar varios turnos y sobre todo hay grandes periodos en los que se está descansando y por tanto, la máquina está parada. Esto va a repercutir muchísimo en la elección de una carretilla elevadora para pyme, ya que hay carretillas elevadoras pensadas para trabajar de forma continua, a las que en una pequeña empresa no se le va a sacar el partido necesario.

En función de estas características, hay muchas carretillas elevadoras diferentes en el mercado que pueden realizar las tareas que necesita una pequeña empresa, sin embargo, de lo que se trata esta guía es de optimizar la elección de compra, gastarnos el mínimo dinero para conseguir el máximo rendimiento para nuestra empresa. Para ello, vamos a ir analizando cuales son los 3 tipos de máquinas que realmente podrían ser adecuadas para una pequeña empresa y cuáles son las principales ventajas e inconvenientes de cada una:

Transpaletas manuales o de litio.

Sobre las transpaletas manuales y su futuro (ya presente) gracias al litio, ya hicimos un extenso y muy recomendable artículo. Por tanto, aquí os vamos a sintetizar sus principales ventajas y defectos, pero si os quedáis con ganas de más, no dejéis de leer la guía que tenemos colgada en nuestro blog.

Estas transpaletas, normalmente están diseñadas para levantar cantidades entre los 2.000 Kg y los 2.500 kg. Pero debemos tener en cuenta que cuanto decimos levantar, en realidad, estamos pensando en desplazar, ya que solo levantan la altura necesaria para mover las cargas por el almacen.  

Como principales ventajas, podemos destacar que son increíblemente baratas para la versatilidad que llegan a aportar. No ocupan casi espacio, y si se cuidan, tienen una prolongada vida útil sin prácticamente mantenimiento, por lo que no conllevan más gasto que el de compra. Por el contrario, como hemos dicho, solo sirven para desplazar cargas, por lo que si tuviéramos que apilar productos en estanterías o realizar descargas de mercancía, no nos servirían. Además, para moverlas al ser completamente manuales, no solo conllevan un esfuerzo físico importante, sino que se corren riesgos de accidentes y lesiones por parte de los operarios. Y aunque parezca un producto sencillo, en nuestra web podéis ver todas las diferentes posibilidades que existen en función de las necesidades de los clientes.

Transpaleta-manual-para-pyme
Principales partes de una transpaleta manual.

En los últimos años, ha surgido un nuevo producto que acaba con las desventajas de la tracción manual. Se trataría de las transpaletas de litio, que teniendo el mismo tamaño que sus “hermanas” manuales, vienen equipadas con una batería de litio que las permiten elevar y desplazarse de forma completamente eléctrica. Aunque serían un poco más caras, tienen la gran ventaja de poder mover las cargas sin cansarse, lo que aumenta la productividad del almacen sin necesitar esfuerzo alguno por parte de los trabajadores. Pudiendo además, ser transportadas en camiones para realizar los repartos gracias a su reducido tamaño y escaso peso.

Transpaleta-manual-para-pyme
Principales partes de una transpaleta manual con batería de litio.

Para finalizar, vamos a ver los principales elementos de estas máquinas y cuáles son las características más importantes a tener en cuenta a la hora de la compra:

  • Horquillas: También conocidas habitualmente como palas o uñas. Es el lugar en el que van depositadas las cargas, que en el 90% de los casos van a ser palets. A la hora de comprar una transpaleta, es muy importante saber el tamaño de las mismas, tanto de ancho como de longitud, ya que no todos los tamaños son válidos para todas las cargas. Lo habitual es que sean de aproximadamente 540*1150 mm, pero pueden variar en función del tipo de carga y palet que se quiera manipular.
  • Rodillos: Pueden ser simples o dobles en función de la estabilidad que se necesite. Otro detalle a tener en cuenta es el material, ya que dependiendo de donde vaya a trabajar podremos preferir que sean de caucho o de nylon.
  • Rueda motriz: Es donde pivota toda la carga, al igual que en los rodillos, debemos tener muy en cuenta el material, así como la facilidad de giro y movilidad.
  • Timón: Es el “volante” con el que se maneja la transpaleta. Aquí hay que fijarse en que sea lo más completamente ergonómico y cómodo de usar. Por ejemplo, hay modelos que están pensados para ser usados tanto por zurdos como por diestros. El timón tiene otra función aparte de conducir la transpaleta,  ya que también se usa para elevar la carga, por lo que es importante tener en cuenta si la transpaleta está equipada con un sistema de “bomba rápida”. Esto nos permite elevar las cargas con dos sencillos empujes de timón ahorrando esfuerzos y ganando tiempo.
  • Motor y batería (solo en las transpaletas de litio): Las modernas baterías de litio tienen capacidad de sobra para trabajar con las cargas de estas transpaletas. Así que, más que la potencia del motor y la batería deberíamos fijarnos en la duración de la misma y en la facilidad de carga. También es importante que la batería sea extraíble para poder así transportarla y cargarla donde mejor nos convenga.

Resumiendo, si en tu almacen trabajas con pequeñas cargas, no tienes necesidades de apilado y la carga de trabajo se reduce a unas cuantas horas al día, lo ideal es que apuestes por una transpaleta manual o una de litio.

Apiladores y transpaletas eléctricas:

Aunque se trata de dos carretillas elevadoras con diferentes usos, las unimos en un solo apartado, porque el tipo de clientes al que van dirigidas son prácticamente el mismo.

Aquí estamos hablando  de unas máquinas más potentes en comparación con las transpaletas de litio, y que tienen un amplio margen de elección y personalización en función de las cargas que se manejen, las alturas a las que se necesite llegar y sobre todo, la carga de trabajo que se prevé tener. Aquí podéis echar un vistazo a los posibles modelos que existen en el mercado.

Lo primero que debemos tener en cuenta, que tanto las transpaletas como los apiladores, están diseñadas para trabajar en superficies complementamente lisas, por tanto, si en nuestro almacen tenemos algún pequeño escalón, bordillo o tenemos pensado sacarlas a las calle, no sería la máquina adecuada para nosotros. Lo mismo, pasa con las rampas y desniveles, aunque aquí habría matices en función de los tipos, por lo que nuevamente, lo ideal sería que un técnico especializado se acercase a las instalaciones y valorase esa situación antes de desechar esta posibilidad.

Una vez que tenemos claro cuáles son las superficies pueden circular, vamos a ver las principales ventajas. En nuestra opinión, la más importante de todas ellas es su eficacia. Estamos ante las soberanas indiscutibles de la logística y eso hace que tengamos modelos capaces de encajar con cualesquiera que sean las necesidades del cliente. Desde modelos que solo elevan 1.000 Kg, hasta carretillas que pueden con 3.000 kg.

A la hora del desplazamiento nos pasa parecido, hay tipos de transpaletas y apiladores en los que el operador va de pie, acompañando a la carretilla elevadora, pero otros en los que puede ir montado en ellas ahorrando tiempo, esfuerzo y aumentando la productividad del operario.

Transpaleta-electrica-para-pyme
Principales partes de una transpaleta eléctrica.

En lo que respecta a las diferencias entre apiladores y transpaletas, es solo una, pero muy importante: la capacidad de elevar la carga. Mientras que las transpaletas están pensadas solo para desplazar las cargas, los apiladores aparte de desplazarlas, pueden elevarlas a grandes alturas. Por tanto, si en el almacen se organiza la mercancía en estanterías o endiferentes alturas, el apilador es imprescindible a la hora de realizar estas tareas. Aquí podéis consultar como son los diferentes modelos mástiles.

Carretilla-elevadora-para-pyme
Principales partes de un apilador electrónico.

Veamos ahora sus principales partes y cuáles son las circunstancias a tener en cuenta. Las partes que ya hemos visto anteriormente, como horquillas, rodillos,etc… solo las explicaremos en el caso de que hubiese una diferencia significativa, ya que de normal tendrán las mismas características o funciones.

  • Cargador: Podrán ser principalmente de dos tipos, exteriores o incorporados. Aunque las prestaciones de ambos van a ser similares, y no van a existir diferencias en cuanto a los tiempos de carga, sí que existe diferencia en cuanto a comodidad y facilidad. Los incorporados, como su nombre indica, vienen integrados en la propia carretilla elevadora, lo que permite dejarla cargando simplemente conectando el cargador a cualquier enchufe de la red eléctrica.
  • Timón: Es importante que desde el timón se puedan manejar todas las funciones de la carretilla elevadora, como son el desplazamiento y la elevación, de la manera más sencilla e intuitiva posible. Pero además,es importante fijarse en que los componentes electrónicos están protegidos del polvo y el agua, ya que nos ahorrará muchos disgustos y prolongará la vida útil del equipo.
  • Batería: Tradicionalmente estas máquinas han montado baterías de ácido plomo, y aunque hoy en día existe la tendencia a las baterías de litio, nosotros no las recomendamos para una pequeña empresa, ya que encarecen mucho el producto y no se le va a sacar el rendimiento necesario. De todas maneras, si queréis saber todo sobre las diferencias en estas baterías, podéis consultar este artículo. Por lo demás, hay que tener en cuenta sobre todo la potencia de la batería sea la adecuada a la carga de trabajo que tengamos.
  • Plataforma abatible o fija: En aquellos almacenes en los que el ritmo de trabajo sea acelerado o se tengan que recorrer distancias medias/largas existe la opción de que se incorpore una plataforma en la máquina. Esto va a permitir que el operario vaya montando encima y se desplace al mismo tiempo, ahorrando esfuerzo, pero sobre todo ganando tiempo ya que el ritmo de trabajo será mucho mayor. En función de las características del almacen habrá que valorar si nos interesa más una opción u otra.
  • Mástil (solo en los apiladores): Aparte de tener en cuenta lo más obvio, que va a ser la altura a la que vamos a necesitar trabajar, existe otro detalle importante que no se suele tener en cuenta al elegir una carretilla elevadora para pyme: La altura del replegado. Esto es, cuál va a ser la altura mínima del apilador. Debemos tener en cuenta que dependiendo del almacen es posible que se tenga que pasar por puertas o entrar en altillos y esto va a condicionar la elección de la carretilla.

Carretillas elevadoras diesel/eléctricas:

Si con las transpaletas manuales hablábamos de las reinas de los almacenes, con las carretillas elevadoras nos encontramos ante los reyes de la logística. Se trata sin duda de la maquinaria más polivalente que pueda existir, ya que permiten descargar, desplazar, trasladar y apilar todo de tipo de cargas en todo tipo de superficies. Además, son máquinas increíblemente resistentes que les confieren una vida útil fuera de lo común, en Gueyma hemos reparado carretillas elevadoras con más de 30 años. Si la carga de trabajo es medianamente elevada, no hay almacen o empresa que pueda prescindir de una carretilla elevadora.

Por el contrario, el desembolso que hemos de realizar si queremos una carretilla elevadora nueva es considerablemente más elevado que en el resto de opciones. Respecto a los detalles a tener en cuenta en su elección, pueden ser muy variados, pero los principales serían el peso y la altura. Esto es, que cargas vamos a tener que mover y a que altura las voy a tener que elevar. Si tenemos eso claro, como podéis ver aquí, podremos orientarnos muy fácilmente en la compra de una carretilla elevadora para pyme. Ya que simplemente, se tratará de ajustar al máximo el resto de características, para que la máquina se acople perfectamente a nuestras necesidades logísticas. Veamos cuales son:

Carretilla-elevadora-para-pyme
Principales partes de una carretilla elevadora.

  • Display: aunque no es fundamental a la hora de descartar una carretilla elevadora para pyme, sí que es necesario tener en cuenta que aparezca la máxima información posible y sea fácilmente accesible. Datos, como las horas de uso, estado de la batería, sentido y velocidad de la marcha y el resto de alertas de seguridad es el mínimo que debería reflejar.
  • Joystick: Al igual que en las transpaletas, aquí hay que primar la comodidad y facilidad de uso. Atrás quedaron las carretillas que se manejaban con multitud de palancas que se atascaban a la mínima ocasión. Hoy en día lo ideal son aquellas máquinas en las que vienen equipadas con un Joystick multifunción y con una sola mano se puede manejar todas las opciones de la carretilla elevadora.
  • Mástil: Prácticamente hay que tener en cuenta las mismas características que hemos visto en los apiladores, pero además, conviene mencionar la existencia de los mástiles TRIPLEX. Muy a tener en cuenta si lo que necesitamos es entrar en contenedores o espacios muy reducidos.
  • Triciclo: Está es una opción prioritaria para las pymes, ya que donde brillan estas carretillas elevadoras es en los almacenes con pasillos especialmente reducidos. Aunque las carretillas elevadoras de cuatro ruedas tienen más estabilidad de las de 3 (o triciclos) son mucho menos maniobrables que estas últimas. La agilidad y capacidad de giro de una carretilla elevadora de 3 ruedas es incomparable y por eso llega a convertirse en una opción indispensable para muchos clientes.
  • Motor trifásico: Aunque existen opciones con motores diesel o a gas, la elección correcta para trabajar dentro de un almacen sería una carretilla elevadora eléctrica. Por un lado, simplemente por salud y por normativa de PRL una carretilla diesel no puede trabajar dentro de un almacen cerrado debido a la emisión de humos. Pero es además, nos estaremos ahorrando costes de mantenimiento que sí que tienen las carretillas tradicionales, como el cambio necesario y habitual de filtros o escobillas. Además, por la regularización Europea que entrará en vigor a finales de este año, va a reducir todavía muchísimo más el uso de estas carretillas.

Con esto ya estarían las principales carretilla elevadora para pyme que desde Gueyma recomendamos. En un próximo artículo, analizaremos cuales son las principales carretillas elevadoras para las grandes empresas. Pero de momento, esperamos que con estos consejos os sea mucho más fácil la toma de decisión en vuestro día a día.