Tipos de carretillas elevadoras: La guía.

Hay muchos tipos de carretillas elevadoras en el mercado y para las personas que nunca han trabajado con ellas es posible que todas les parezcan muy similares. Por ello, hemos pensando en realizar esta pequeña guía, que sirve para identificar fácilmente las características de cada carretilla. Además,  de lo que se trata esta guía es de optimizar la elección de compra, gastarnos el mínimo dinero para conseguir el máximo rendimiento para nuestra empresa. Para ello, vamos a ir analizando cuales son los  tipos de carretillas elevadoras que realmente podrían ser adecuadas para una pequeña empresa y cuáles son las principales ventajas e inconvenientes de cada una. Si queréis profundizar un poco y necesitáis saber de qué partes consta cada carretilla os recomendamos esta otra guía con infografía incluida.

Transpaletas manuales o de litio.

Sobre las transpaletas manuales y su futuro (ya presente en todos los camiones) gracias al litio, ya hicimos un extenso y muy recomendable artículo. Por tanto, aquí os vamos a sintetizar sus principales ventajas y defectos, pero si os quedáis con ganas de más, no dejéis de leer la guía que tenemos colgada en nuestro blog.

Estas transpaletas, normalmente están diseñadas para levantar cantidades entre los 2.000 Kg y los 2.500 kg. Pero debemos tener en cuenta que cuanto decimos levantar, en realidad, estamos pensando en desplazar, ya que solo levantan la altura necesaria para mover las cargas por el almacen.  

Tipos de carretillas elevadoras
Tipos de carretillas elevadoras: transpaleta manual

Como principales ventajas, podemos destacar que son increíblemente baratas para la versatilidad que llegan a aportar. No ocupan casi espacio, y si se cuidan, tienen una prolongada vida útil sin prácticamente mantenimiento, por lo que no conllevan más gasto que el de compra. Por el contrario, como hemos dicho, solo sirven para desplazar cargas, por lo que si tuviéramos que apilar productos en estanterías o realizar descargas de mercancía, no nos servirían. Además, para moverlas al ser completamente manuales, no solo conllevan un esfuerzo físico importante, sino que se corren riesgos de accidentes y lesiones por parte de los operarios.

Resumiendo, si en tu almacen trabajas con pequeñas cargas, no tienes necesidades de apilado y la carga de trabajo se reduce a unas cuantas horas al día, lo ideal es que apuestes por una transpaleta manual o una de litio. Aquí puedes consultar todas las opciones que existen.

Catálogo de transpaletas manuales

Apiladores y transpaletas eléctricas:

Aunque se trata de dos carretillas elevadoras con diferentes usos, las unimos en un solo apartado, porque el tipo de clientes al que van dirigidas son prácticamente el mismo.

Aquí estamos hablando  de unas máquinas más potentes en comparación con las transpaletas de litio, y que tienen un amplio margen de elección y personalización en función de las cargas que se manejen, las alturas a las que se necesite llegar y sobre todo, la carga de trabajo que se prevé tener.

Tipos de carretillas elevadoras
Tipos de carretillas elevadoras: Apilador

Lo primero que debemos tener en cuenta, que tanto las transpaletas como los apiladores, están diseñadas para trabajar en superficies complementamente lisas, por tanto, si en nuestro almacen tenemos algún pequeño escalón, bordillo o tenemos pensado sacarlas a las calle, no sería los tipos de carretillas elevadoras que estamos buscando. Lo mismo, pasa con las rampas y desniveles, aunque aquí habría matices en función de los tipos, por lo que nuevamente, lo ideal sería que un técnico especializado se acercase a las instalaciones y valorase esa situación antes de desechar esta posibilidad.

Una vez que tenemos claro cuáles son las superficies pueden circular, vamos a ver las principales ventajas. En nuestra opinión, la más importante de todas ellas es su eficacia. Estamos ante las soberanas indiscutibles de la logística y eso hace que tengamos modelos capaces de encajar con cualesquiera que sean las necesidades del cliente. Desde modelos que solo elevan 1.000 Kg, hasta carretillas que pueden con 3.000 kg.

A la hora del desplazamiento nos pasa parecido, hay tipos de transpaletas y apiladores en los que el operador va de pie, acompañando a la carretilla elevadora, pero otros en los que puede ir montado en ellas ahorrando tiempo, esfuerzo y aumentando la productividad del operario.

En lo que respecta a las diferencias entre apiladores y transpaletas, es solo una, pero muy importante: la capacidad de elevar la carga. Mientras que las transpaletas están pensadas solo para desplazar las cargas, los apiladores aparte de desplazarlas, pueden elevarlas a grandes alturas. Por tanto, si en el almacen se organiza la mercancía en estanterías o en diferentes alturas, el apilador es imprescindible a la hora de realizar estas tareas.

Resumiendo, si en tu almacen o empresa trabajas con cargas medianas, y las movéis varias veces al día o todos los días, la transpaleta eléctrica es para ti. Si además de eso, luego tienes que apilar las cargas a varias alturas o bajarlas de algún camión, lo que necesitas es un apilador. Aquí puedes consultar todas las opciones que existen.

Tipos de carretillas elevadoras
Catálogo transpaletas y apiladores

Carretillas elevadoras contrapesadas diesel/eléctricas:

Si con las transpaletas manuales hablábamos de las reinas de los almacenes, con las carretillas elevadoras contrapesadas nos encontramos ante los reyes de la logística. Se trata sin duda de la maquinaria más polivalente que pueda existir. Nos van a permitir: descargar, desplazar, trasladar y apilar todo de tipo de cargas en todo tipo de superficies. Además, son máquinas increíblemente resistentes que les confieren una vida útil fuera de lo común, en Gueyma hemos reparado carretillas elevadoras con más de 30 años. Si la carga de trabajo es medianamente elevada y por encima de 1.000 Kg, no hay almacen o empresa que pueda prescindir de una carretilla elevadora.

Tipos de carretillas elevadoras

Por el contrario, el desembolso que hemos de realizar si queremos una carretilla elevadora nueva es considerablemente más elevado que en el resto de opciones. Respecto a los detalles a tener en cuenta en su elección, pueden ser muy variados, pero los principales serían el peso y la altura. Esto es, que cargas vamos a tener que mover y a que altura las voy a tener que elevar. Si tenemos eso claro, podremos orientarnos muy fácilmente en la compra. Aquí puedes consultar todas las opciones que existen.

Tipos carretillas elevadoras
Catálogo carretillas elevadoras

Con esto ya estarían las principales máquinas que desde Gueyma recomendamos para una pyme. Somos conscientes de que existen más tipos de carretillas elevadoras como carretillas retráctiles, recogepedidos, remolcadoras, plataformas elevadoras…etc. Sin embargo, todas estas máquinas están diseñadas para realizar muy concretos y característicos, por eso, no es para nada habitual su uso fuera de empresas concretas del sector. 

Opt In Image
¿Quieres estar al día de todo lo que pasa?
Apúntate a Gueyma