CARRETILLAS ELÉCTRICAS Y BATERÍAS: diagnóstico, reparación y revisión.

Las carretillas eléctricas son el gran aliado de la logística actual, sin embargo tienen un principal incoveniente: las averías en las baterías de tracción, con este artículo queremos dar solución a esto viendo como realizar un diagnótico, reparación y mantenimiento de las mismas.

Aunque siempre recomendamos que las reparaciones y el diagnóstico lo lleven a cabo especialistas técnicos, hay una serie de recomendaciones que se pueden seguir por cualquier persona que tenga conocimientos de mecánica básica.

Por tanto, damos por hecho que la persona a la que va dirigido este artículo, comprende la estructura y funcionamiento de las carretillas eléctricas y de las baterías de plomo acido, y aunque no sea un profesional del servicio de baterías, sí que queremos advertir que debería tener unos conocimientos y experiencia mínimos trabajando con baterías de tracción. De otra manera, nos estaremos arriesgando no solo a no solucionar el problema, sino a agravarlo aún más, pudiendo incluso, dejar inservible un equipo que se podría haber arreglado con los correctos conocimientos. Si no sabéis por donde empezar os recomendamos esta estupenda guía.

Por último destacar, que el funcionamiento incorrecto de la batería, no solo afecta a la batería propiamente dicha, sino que  puede dar lugar a averías en los diversos equipos electrónicos de  la carretillas elevadoras produciendo fallos intermitentes, que suelen ser el primer síntoma de fallo de la batería de tracción.

Revisión de una batería de una carretilla eléctrica por un profesional de Gueyma.

Después de esta pequeña introducción, vamos a ir viendo paso a paso, cuáles serían las acciones a realizar para realizar no solo un correcto diagnóstico y reparación de nuestra batería de ácido plomo, sino también un mantenimiento que prevenga de las averías.

1.-LIMPIEZA DE LA BATERÍA DE LA CARRETILLAS ELÉCTRICAS

Normalmente, lo primero a realizar será inspeccionar el cofre de la batería de nuestra carretilla elevadora y proceder a la limpieza del mismo. En este aspecto, hay que recalcar que  es de vital importancia limpiar todos y cada uno de los elementos de la batería.

Lo ideal, es extraer la batería en si misma del cofre para poder así realizar la limpieza de la forma más minuciosa posible. Una vez que la tengamos fuera, vamos a proceder a limpiar todo el ácido sulfatado tanto de los puentes como de los bordes de la batería. Para esto, podemos usar cepillos metálicos que se adquieren en cualquier tienda de automoción.

Además, debemos comprobar que en el interior del cofre no tenga agua, si es así, debemos retirarla y proceder a su secado y limpieza.  Para esta tarea,  se puede optar por mezclar bicarbonato sódico con agua o sino cualquier de los productos especializados que se pueden encontrar en tienda de referencia del sector de las carretillas eléctricas como TVH.

2.- REVISAR ESTADO PUENTES

Una vez que tenemos la batería de nuestra carretilla elevadora bien limpia, ya podemos pasar a realizar una inspección a fondo y un diagnóstico más acertado, ya que ahora, sí que vamos a poder ver todos los elementos de la batería de forma clara y precisa.

Elementos de una carretilla eléctrica en perfecto estado.

Lo primero a realizar, es revisar el estado de todos los puentes, nunca debemos dar por valido un puente por mucho que  visualmente nos parezca que se encuentra en buen estado. El procedimiento a seguir sería, desmontar uno por uno los elementos e irlos comprobando visualmente, la conexión debe de estar intacta, sin debilitaciones y fisuras. El puente no debe de estar hinchado ni corroído, ya que esto sería señal de que esta  sulfatado y se debe de sustituir,  no solo el puente en sí, sino que también debemos de cambiar los tornillos de sujeción para asegurarnos del correcto funcionamiento de la batería.

3.- REVISAR LA TENSIÓN Y DENSIDAD DE LOS ELEMENTOS SIN CARGA

Una vez limpia y con los elementos revisados, sería el momento de realizar la prueba de capacidad, ya que es la única manera de obtener un valor preciso sobre la capacidad actual de la batería. Si lo hacemos regularmente, puede servir para comprobar la salud de la batería y su capacidad actual y para estimar la vida útil restante de la batería de tracción. Todas las baterías tienen tablas con la corriente de descarga para un tiempo específico hasta un final específico del voltaje de descarga. (Consulte con su fabricante o proveedor habitual para obtener la suya y guiarse con ella a través de todo el proceso)

Durante la prueba lo que vamos a medir es: Cuánta capacidad (corriente por tiempo expresado en Amperios hora) puede suministrar la batería antes de que el voltaje del terminal baje al final del voltaje de descarga por el número de las celdas. Si nuestra batería está en buen estado la corriente debería mantenerse a un valor constante. Nuestro consejo es  seleccionar un tiempo de prueba que sea aproximadamente el mismo que el ciclo de servicio de la batería. Tiempos de prueba comunes son de 5 u 8 horas y un final común del voltaje de descarga para una celda de plomo-ácido es de 1.75 o 1.80 V.

Batería de una carretilla eléctrica realizando una prueba de descarga.

Recomendamos usar el mismo tiempo de prueba durante toda la vida útil de la batería. Esto mejorará la precisión al establecer tendencias sobre cómo cambia la capacidad de la batería. Si la batería llega al final del voltaje de descarga al mismo tiempo que el tiempo de prueba especificado, la capacidad de la batería es del 100% de lo establecido. Si llega al final de la descarga al 80% o antes de las horas especificadas, hay que reemplazarla ya que está llegando al final de su vida útil.

Debemos de tener en cuenta que antes de realizar estas comprobaciones, la batería debe de estar completamente cargada, o mejor expresado,  que haya realizada el ciclo completo de carga. Si tenéis dudas sobres los ciclos de carga o cómo funcionan las baterías de las carretillas eléctricas, os recomendamos este otro artículo de nuestro blog.

Una cosa que siempre recomendamos, es  tener realizada una tabla con la numeración de los elementos, o los propios elementos de la batería numerados, de esta manera, cada vez que queramos hacer una comprobación, podremos seguir un orden y no saltarnos ningún elemento. Una vez que tenemos esto, es hora de comenzar con la revisión provistos con un tester de comprobación.

Comenzaremos por el elemento que hayamos numerado con el número uno, este será el elemento donde tenemos la conexión de salida positiva de la batería. Colocaremos la escala del tester en 20V e iremos obteniendo las medidas de potencia, resistencia y temperatura y apuntándolas en la tabla que tenemos creada.

Desconectamos el cargador de la batería y comenzaremos el proceso de  la descarga. Para realizar esto no es necesario dejar la carretilla eléctrica encendida, sino que existen unos “descargadores” especialmente diseñados para este propósito que nos permiten realizar este proceso de forma controlada. Aquí lo que deberemos de vigilar es que la corriente de descarga debería ser correcta para la temperatura obtenida y mantenerse durante toda la prueba

Ahora habrá que volver a registrar el voltaje de cada celda y el voltaje del terminal de la batería al principio de cada prueba de descarga. Mantendremos la descarga hasta que el voltaje del terminal de la batería haya disminuido hasta el final especificado de voltaje de descarga (1.75 x número de celdas).

Finalmente, volveremos a registrar el voltaje de cada celda y el voltaje del terminal de la batería al final de la prueba. Estas medidas al final de la prueba tienen especial importancia, ya que aquí nos van a indicar cuales son  las celdas débiles o en mal estado.

Con toda esta información ya podremos calcular la capacidad actual de la batería y hacernos una idea del estado en el que se encuentra.

Por último, a modo de resumen, os dejamos unas pequeñas tabla donde podéis consultar los principales fallos de la batería con sus correspondientes causas y soluciones. De todas maneras, como os hemos ido indicando a lo largo del artículo si no tenéis claro alguno de los pasos u os surgen dudas lo mejor es siempre consultar a un técnico cualificado.

Opt In Image
¿Quieres estar al día de todo lo que pasa?
Apúntate a Gueyma