Carretillas elevadoras Valencia: INUNDACIONES, mantenimiento y reparación

En esta empresa, acumulamos más de 30 años trabajando con carretillas elevadoras en Valencia. Esta es y ha sido nuestra comunidad y en ella hemos trabajado toda nuestra vida. Esta dilatada experiencia, nos ha permitido identificar cuáles son las características diferenciadoras de la industria y los trabajadores de la “terreta”. Estas pequeñas particularidades como son: Los calurosos veranos, los lluviosos otoños, la preponderancia de industria hortícola o el agua calcificada.  Aunque en principio pueda parecer que no tienen importancia, deberían ser tenidas en cuenta a la hora de comprar una carretilla de ocasión, y también en que averías van a ser más probables o donde hay que poner más énfasis en el mantenimiento. Veamos punto por punto cuales son

Prevención, revisión y reparación en caso de una inundación         

No hace falta recordar cómo estamos inmersos en un cambio climático y como está empezando a afectar al clima mundial. En nuestra comunidad cada vez es más frecuente la presencia de lluvias torrenciales, y todo apunta a que en el futuro, no habrá año que no tengamos una o varias. En estos casos, si somos lo suficientemente precavidos podemos tomar varias medidas para proteger nuestros equipos y máquinas. Lo primero a tener en cuenta, es comprobar donde tenemos situados los elementos electrónicos, como cargadores, transpaletas eléctricas, etc. Si están en posiciones a ras de calle y son susceptibles de quedar inundados, deberíamos tomar la precaución de moverlos a sitios elevados y resguardados. Lo mismo, si están bajo techos que pudieran sufrir goteras. Así mismo, todo equipo que este conectado a la red, debería ser desconectado las horas antes de las tormentas. Si a pesar de eso, hemos tenido la mala suerte de sufrir una inundación en nuestras instalaciones y ha afectado de alguna manera a nuestras carretillas elevadoras, debemos actuar rápido. Lo primero será no poner en marcha la carretilla elevadora. Una vez achicada el agua que la cubre, deberemos abrir la carretilla para ir comprobando hasta donde ha podido penetrar el agua y secar las partes lo más rápido posible. Lo ideal sería utilizar un “soplador de aire” que nos asegure que eliminaremos la humedad en su totalidad, si esto no fuera posible, probaremos a secar el agua con paños o cualquier otro elemento que absorba el máximo de líquido. Una vez que nos hayamos asegurado de haber eliminado la totalidad de agua en todos los recovecos donde haya podido penetrar, ya podremos probar a poner nuestra carretilla en funcionamiento. Si hemos tenido suerte, el agua no habrá penetrado en ninguno de los elementos electrónicos y nuestra carretilla elevadora podrá seguir trabajando con total normalidad. De no ser así, ya poco podremos hacer, ya que con casi total seguridad nos tocará cambiar las piezas dañadas.

carretillas-elevadoras-valencia
Revisión de una carretilla elevadora despúes de una inundación.

Carretillas elevadoras valencia: Compra de maquinaria de ocasión

En este mismo blog, ya tenemos una completa guía sobre cuáles son las principales variables a tener  en cuenta a la hora de comprar una carretilla elevadora de ocasión y también que maquinaria logística se adecua más a tu empresa. Sin embargo, en esta ocasión nos queremos centrar en aquellas personas que buscan carretillas elevadoras en Valencia, sobre todo las de segunda mano u ocasión.

Lo primero que debemos tener en cuenta es cuales van a ser las características diferenciadoras de Valencia respecto a otras zonas. Principalmente van a ser dos: temperaturas extremas en verano y lluvias torrenciales en otoño. Esto puede afectar y mucho al estado y condiciones de una carretilla de ocasión.

El calor sofocante en verano, una característica de esta, nuestra comunidad.

Empecemos por los calurosos veranos valencianos, que como sabéis cada vez duran más y empiezan antes. La exposición excesiva y prolongada al calor, puede provocar un aumento del desgaste del motor de las carretillas y el fallo de las piezas de la carretilla elevadora. Por tanto, siempre debemos tratar de averiguar que trabajo ha estado realizando la máquina y en qué condiciones. Por ejemplo, si nos indican que ha estado trabajando en alguna empresa realizado con la fruta, podemos asegurar con casi total seguridad que habrá sufrido de exposición al calor y mucho. Por tanto, saber de dónde procede la máquina y no fiarnos solo de las horas trabajadas nos puede ayudar al seleccionar la carretilla correcta. Una carretilla elevadora con más horas que otra que ha estado trabajando a pleno sol, puede estar en muchas mejores condiciones y tener una vida útil mucho más larga. Recomendamos siempre también, revisar la batería, ya que los calores extremos causan la evaporación de los fluidos de la batería, esto puede causar un deterioro acelerado de la misma si no se ha previsto esta circunstancia y se ha realizado el mantenimiento adecuado.

Bateria carretilla elevadora
Bateria de carretilla elevadora rellena y en perfecto estado.

Por último, debemos fijarnos  siempre en los ventiladores, las correas y los radiadores de las carretillas elevadoras. Estos son los principales mecanismos que tiene la máquina para refrigerarse y su estado nos darán una idea de las condiciones a las que ha estado sometida y que vida útil podemos esperar de ella a corto medio plazo.

Esto en cuanto al calor, en lo que respecta a la otra característica, las lluvias torrenciales, puede parecer anecdótica, pero en los últimos años han sido una de las principales causas de averías fatales en nuestros clientes. ¿Cómo puede afectar esto a la compra? El hecho de que entre agua en una carretilla elevadora puede ser mortal para su funcionamiento sobre todo si es eléctrica. Por tanto, debemos revisar que no haya ni pizca de agua en su interior, sobre todo si observamos que está manchada por barro en el exterior.  En el momento que veamos algo así, debemos sospechar y no optar por su compra. Este tipo de inundaciones, provocan averías no de forma inmediata, sino que van penetrando poco a poco en el mecanismo interno y cuando nos queremos dar cuenta nos encontramos con una máquina que funcionaba los primeros días pero al poco tiempo se ha convertido en algo completamente inútil.

Todos estos inconvenientes, se pueden solventar si optamos por un vendedor de confianza a la hora de comprar nuestra carretilla elevadora. Valencia tiene varias empresas a las que acudir, pero nosotros siempre recomendamos un taller especializado en carretillas elevadoras como Gueyma, ya que ellos mismos se encargan de revisar las carretillas y dejarlas en perfecto estado antes de realizar cualquier venta. Aquí podéis ver su mercado de ocasión.

Mercado ocasión carretillas elevadoras
Mercado ocasión carretillas elevadoras banner

Carretillas elevadoras valencia: Principales averías y mantenimiento.

Al igual que en el anterior punto, en el blog tenemos varios artículos sobre averías y mantenimiento de carretillas elevadoras. Pero en esta ocasión,  nos vamos a centrar nuevamente solo en los aspectos que más pueden afectar a los carretilleros de la “terreta”.

Cualquiera que haya manejado una carretilla elevadora en Valencia en pleno verano, ha sufrido los rigoresestivales y se ha dado cuenta que rser previsor y realizar el mantenimiento adecuado es más importante que nunca para no encontrarse con sorpresas en mitad del trabajo. Como hemos comentado antes, la exposición excesiva al calor puede provocar un aumento del desgaste del motor de las carretillas y el fallo de los diversos componentes. Por tanto, nuestro consejo es que además de las comprobaciones diarias, se tomen las siguientes medidas adicionales.

Revisar la batería con mayor frecuencia: Sobre baterías, su mantenimiento y reparación ya hemos hablado varias veces en el blog. Podéis consultar las entradas aquí y aquí. En verano, aparte de todos los consejos habituales debemos prever que el calor extremo causa la evaporación de los fluidos de la batería. Por tanto, debemos asegurarnos de revisar con más frecuencia los niveles de agua de la batería, incluso todos los días si lo creemos necesario, no debemos confiarnos ya que en las olas de calor es posible que se provoque la evaporación del agua hasta dos veces más rápido de lo habitual, dejando la batería de la carretilla sin agua antes de que nos demos cuenta, con el peligro que ello conlleva.

Inspeccione los cables, las cadenas y los conectores: La exposición prolongada a altas temperaturas puede dañar los cables, así que hay que asegurarse de inspeccionarlos a fondo para comprobar que no se percibe ninguna pequeña rotura ni grieta. Si percibimos que los cables quedan expuestos o  que las conexiones de los cables se disparen, habría que cambiarlos inmediatamente. Con las cadenas pasa algo parecido, además, el exceso de calor provoca que se reseque la grasa provocando rozaduras y desgastes prematuros. Nuestro consejo es que se vigile con mayor asiduidad y se engrasen con una mayor frecuencia.

carretillas-elevadoras-valencia
Cadena de carretilla elevadora engrasada y en perfecto uso.

Los radiadores principal inspección: Como venimos advirtiendo, el sobrecalentamiento es el principal problema durante el verano, y solo si tenemos el radiador en perfecto estado de funcionamiento nos permitirá  proteger la carretilla elevadora, sobre todo si trabajamos de continuo en las principales horas de calor. Si el refrigerante está bajo, habrá que comprobar si hay alguna grieta antes de añadir líquido. Inspeccione minuciosamente las mangueras en busca de agujeros, grietas o conexiones sueltas antes de rellenar el depósito y asegúrese de que está utilizando el refrigerante adecuado para su modelo específico de carretilla elevadora. También es una oportunidad para asegurarse de que la pantalla del radiador no tenga ningún tipo de residuos.

carretillas-elevadoras-valencia
Revisión de un ventilador de carretilla elevadora

Ventiladores y correas: La última advertencia respecto al calor, son comprobar los ventiladores y las correas, ya que su funcionamiento correcto nos va a ayudar a evitar que la carretilla elevadora se sobrecaliente. Los ventiladores del motor ayudan a reducir el calor superficial del motor, mientras que las correas mantienen el refrigerante en movimiento y añaden un flujo de aire adicional sobre el motor del montacargas. Esto es lo que habría  buscar cuando se inspeccionen las correas y ventiladores: Pequeñas grietas, agujeros o deshilachados.

Con esto damos por terminada esta completa guía sobre carretillas elevadoras Valencia. Pensamos que hemos mencionado y dado solución a todas las cuestiones de las personas que quieran comprar, arreglar o revisar un carretilla elevadora en la comunidad. Sin embargo, si pensáis que nos hemos dejado algún aspecto por mencionar poneros en contacto con nosotros y decidnos como podemos mejorar.

Opt In Image
¿Quieres estar al día de todo lo que pasa?
Apúntate a Gueyma